IATI Seguros Experiencia

IATI Seguros

Cada vez que uno se plantea realizar un viaje largo y fuera de su zona de confort, le entran las mismas dudas sobre el tema sanitario. ¿Qué pasa si tengo cualquier problema médico? ¿Y si tengo un accidente?

Para evitar tener estos dolores de cabeza, lo mejor, más práctico y también más seguro, es llevar un buen seguro médico, ya que estos se van a ocupar de todos los imprevistos que nos puedan salir.

Pero antes de explicaros como elegir bien un seguro médico, os voy a explicar mi experiencia personal con IATI.

IATI

Mi experiencia personal con IATI

Siempre que salimos de nuestro país deberíamos tener un seguro médico, primero de todo para que nos atiendan lo mejor posible, pero siendo realistas también por un tema económico 🙂 ya que no es lo mismo romperse un brazo en España, donde no te van a cobrar nada o rompértelo en los Estados Unidos, donde no quiero saber a cuánto va a ascender la factura medica 🙂

Nosotros contratamos un seguro médico con IATI para poder estar seguros en Asia, ya que íbamos a estar dos meses, y nunca sabes que puede pasar, sobretodo pensamos en si teníamos algún accidente de moto en Vietnam o Tailandia.

Pero el destino es caprichoso… estando en Ho Chi Minh (Vietnam) y comiendo marisco en uno de los múltiples locales de comida vietnamita, note como se me partía una muela…

Realmente intente evitar por todos los medios tener que ir a cualquier dentista en cualquier país del sudeste asiático, pero una semana después en Phnom Penh (Camboya), y después de tomarme los antibióticos y antinflamatorios que llevábamos encima no pude más con el dolor.

La llamada a IATI

Aun lo recuerdo como si fuera ayer, pase toda la noche sin poder dormir, y a las 6 de la mañana hora local, vi que no podía aguantar más, necesitaba un dentista ya, pero realmente ¿dónde? estábamos en Phnom Penh y era domingo.

Llame a IATI, aunque estaba convencido de que no tenía contratado ningún tipo de servicio dental con ellos, los llamé para que me pudieran decir donde podría encontrar algún dentista que estuviera cerca y que fuera ‘de fiar’.

Para mi sorpresa, tenía contratado algo de servicio dental, exactamente 110$ (sinceramente ya os digo que ni lo sabía, mire mucho las condiciones, en caso de operación, pero nunca pensé en dentista) mi cara cambio al instante, la chica muy amablemente me dijo que en 30 minutos me llamaban y me decían a que centro dental podía ir.

Realmente, tardaron más en llamarme, quizás una hora, pero pensando fríamente, eran las 6:30 de la mañana de un domingo, tampoco creo que pudieran llamar a muchos dentistas a esa hora para ver si tenían disponibilidad para poder ir yo.

Cuando me devolvieron la llamada me dieron la dirección del hospital que podía ir “Royal Phnom Penh Hospital” y la hora que me habían asignado, en este caso la 13h del mediodía, como realmente estaba un poco lejos, y yo no estaba en mi mejor momento, decidimos coger un taxi.

Post recomendado  Equipaje de mano. ¿Qué puedo llevar? ¿Qué tamaño?

El Hospital

Sinceramente mis expectativas del hospital no eran muy altas, ¿qué hospital te puedes esperar en Camboya? pero con el dolor que tenía me era igual, mientras el instrumental estuviera esterilizado me servía (para que veáis como iba de dolor)

Royal Phnom Penh Hospital

Royal Phnom Penh Hospital – Imagen de esta web

El Royal Phnom Penh Hospital, aquí lo veis, es increíble, lo vi mucho mejor que los hospitales en los que he estado en España.

Llegamos y fui para el mostrador, donde al decir mi nombre me dijeron que me estaban esperando, y que previamente tenía que rellenar una ficha con todos mis datos.

Una vez rellenada la ficha médica, me enviaron a hacer unas pruebas médicas, yo no entendía nada, solo iba por un dolor de muela… pero bueno, era su protocolo, así que me tomaron la presión, ritmo cardiaco, y me miraron las pupilas. Una vez pasadas las pruebas médicas me enviaron a la planta donde estaba el dentista.

Problemas de idiomas

Una vez con la dentista, que hablaba inglés (gracias a Dios :)) me miro la muela y me hizo hacer una radiografía de toda la boca. Una vez echa esta radiografía nos dieron la noticia, solo habían dos opciones, un tratamiento de 3 semanas (que no os puedo decir que era, ya que nuestro inglés no están bueno como para traducir todos los términos médicos que nos dijo) o extraer la muela.

Elegimos la opción más lógica en ese momento, extraer la muela, ya que tal como nos enseñó en la radiografía se había partido totalmente, y no se podía hacer nada, nos dijo que saliéramos de la consulta que en un momento nos avisaría.

O la entendimos mal, o se equivocó ella, aun no lo sabemos, esperamos más de media hora fuera de la consulta y justo cuando íbamos a preguntar cuanto rato más teníamos que esperar, salió la doctora, al vernos se extrañó, nos preguntó que hacíamos allí. ¿Esperar a que me quites la muela? nos dijo que ella había acabado por hoy, y que teníamos que volver al día siguiente, y que sobretodo me dejara de tomar antibióticos y antiinflamatorios.

La vuelta a Phnom Penh

Salimos sin entender muy bien que paso en el hospital, pero cogimos un tuktuk para poder volver al centro de Phnom Penh y así comer algo, ya que eran más de las 15h y no habíamos podido comer nada.

A media tarde me puse en contacto con IATI y ellos con la aseguradora en Asia que tienen para poder programar otra visita para el día siguiente, poco después recibí un email confirmándome la hora que tenía y donde me indicaban que les dijera cual era mi hotel para poder venir a buscarnos para ir al hospital y después devolvernos al hotel.

La vuelta al Hospital

Al día siguiente, me levante con la cara toda hinchada, nunca la tuve así, me acorde de la doctora diciéndome que no me tomara ningún antiinflamatorio… pero más ya no se podía hacer.

Post recomendado  DMZ Seúl (Corea del Sur)

Salimos del hotel y en el bar de delante esperamos al taxi que tenía que venir  buscarnos, llego con 10 min de retraso, pero fue un hombre encantador, con el que estuvimos hablando todo el camino y al ver como tenía la cara de hinchada se preocupó, e intento relajarnos diciendo que al hospital que íbamos era de los mejores de toda Camboya, y que realmente casi todos los pacientes de ese hospital eran extranjeros, ya que era carísimo para un camboyano.

La extracción

Otra vez la misma doctora, pero esta vez ya teníamos claro todos que solo era quitarme la muela, nada más, no podía haber ningún problema lingüístico más.

Cuatro dentistas para quitarme la muela,… pero al final salió, fue algo rápido.

La factura

Cuando acabo la doctora, nos indicaron que teníamos que ir a los mostradores donde se efectuaban los pagos y te daban la medicación para seguir con el tratamiento.

Aquí tuvimos los problemas, ya que nos querían cobrar dos visitas (la del día anterior y la de este día), la radiografía, más la medicación, el total de la factura eran 200$ y nos decían que nuestro seguro no cubría ninguno de estos gastos médicos.

Otra llamada a IATI, donde les explicamos toda la situación, y también aprovechamos para decirles que no entendíamos porque tenía que pagar dos visitas si no me quiso extraer la muela el primer día que fui al dentista.

La chica de IATI que nos atendía, fue súper simpática, y mientras le estaba explicando la situación estaba enviando un email a la aseguradora que tienen en Asia para poder solventar el problema con el Hospital.

Pasados 10 min nos llamaron del mostrador, donde con una cara muy estúpida nos dan una nueva factura, esta vez pasamos de 200$ a 150$ (IATI había conseguido quitarme una visita) y descontando los 110$ de IATI mi factura final era de 40 $ que era la medicación que me dieron. Ahora sí que estaba conforme, page los 40 $ y me dieron antibióticos y antiinflamatorios para parar un tren.

Al salir del hospital, nos encontramos a nuestro taxista, se esperó más de 4 horas para poder llevarnos de nuevo a nuestro hotel.

Además el taxi también iba incluido en el servicio del seguro de IATI.

Recomendación

Después de toda mi historia, que os voy a decir, no pienso hacer ningún viaje sin seguro médico, y sin dudarlo nuestro seguro médico siempre será con IATI, tuvieron una atención increíble, me dieron uno de los mejores hospitales de toda Camboya, servicio de taxi para ir, y además servicio en castellano ¿Qué más se puede pedir?

Espero que no, pero ¿habéis tenido alguna experiencia con vuestro seguro médico?

Un comentario:

  1. Super esta info. las experiencias valen mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *