Mecánicos en Vietnam y sus timos

Post recomendado  Cómo llegar a la Bahía de Ha Long
Mecánicos de motos en Vietnam

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos )
Cargando…

Una vez ya tengas tu moto para conducir por Vietnam vienen los problemas normales que te pueden ocurrir haciendo una ruta por cualquier lugar, desde una luz fundida a cambiar los frenos.

Arreglar una moto en Vietnam, es relativamente facil, hay muchos talleres de motos que te pueden arreglar cualquier incidencia o problema con tu motocicleta, igualmente, si no encuentras ningun taller, puedes preguntar por la calle, ya que siempre tienen un “amigo/conocido” que te puede arreglar la moto.

Nuestra Honda Win

Nuestra Honda Win

Precios para Vietnamitas

El precio para arreglar una moto para un vietnamita es muy diferente al nuestro, eso sin dudarlo, aunque ellos tambien tienen que regatearse el precio con los mecanicos.

En este apartado solo tenemos una experiencia, después de comprar la moto fuimos hacerle una puesta a punto a nuestra Honda Win, con nuestro amigo Binh. Deciros que nuestro amigo Binh, es vietnamita, y eso facilita las cosas, tanto en el idioma como a la hora de regatear el precio.

No podemos desglosarlos los precios ya que  fue un ‘pack puesta a punto’

Que nos repararon:

  • Rueda trasera
  • Frenos traseros
  • Cambio de luces
    • luz delantera
    • intermitentes
  • Cambio de bateria
  • Cambio de aceite
  • Soporte para las mochilas (cutre, pero funcional)

El precio de esta reparación fue menos de 500.000 dongs (21 €), creo que no esta nada mal :). No hay nada como tener un amigo local:).

Precios para turistas

¿Cuales son los Timos/estafas más habituales?

Más habituales no lo sabemos con certeza, pero si que os podemos contar las que nos la han jugado o intentado jugar a nosotros.

El motor no funciona, se tiene que cambiar

Intentando salir de Hanoi, tuvimos problemas, ya que nuestra moto estaba mal regulada, eso implicaba que la mezcla de aire-gasolina no era correcta y en definitiva que la moto se calaba sin motivo aparente cuando ella quería.

Vamos al primer mecánico que nos encontramos y después de mirarse la moto 5 minutos y toquetearla un poco, nos dice que el motor de la moto esta roto, y que se tiene que cambiar. La reparación creo recordar que eran 5.000.000 de Dongs, más o menos el valor de la moto.

Amablemente le comentamos, que el motor no estaba roto, ya que veníamos circulando con ella, y que solo era un problema del propio relentir de la moto.

Entonces el empieza a mirarse otra vez la moto, mientras va tocando más cosas de la moto y hablando con otros mecánicos que empiezan a reírse.

Definitivamente, valoramos que nos íbamos de ese “taller”, sin arreglar nada, pero al ir a arrancar la moto, nos dimos cuenta que nos había cerrado la entrada de gasolina al motor, así que le comentamos al tipo, que por que nos había cerrado la entrada de gasolina, en ese momento, todos se rieron y ya no nos “entendían/hablaban” inglés. Finalmente se acerca un señor, nos mira y muy serio nos dice, os arreglan la moto y os vais de aquí ya!!. El hombre habla con el mecánico, se acerca, toca lo de la gasolina y la moto nos enciende, salimos de ahí con rapidez, no queremos ningún problema.

“Arreglar” la cadena de transmisión de la moto

Íbamos circulando por Hue, con mal tiempo y derrepente se nos rompe la cadena de transmisión, así que el motor funciona pero no transmite el movimiento a la rueda trasera 🙁

Lloviendo, la única solución era empujar la moto con las dos mochilas, hasta el “taller”, mas cercano para que nos pudieran arreglar la cadena.

En 5 minutos habíamos encontrado un mecánico (normalmente es rápido), nos dice que sin problema nos arregla la moto y que la reparación serán 30.000 dongs ( 1 euro y poco ) aceptamos al momento, tampoco estábamos en condiciones de negociar y regatear mucho, con la moto sin poderse mover y nosotros mojados.

No passaron ni 10 minutos, y ya teniamos la moto arreglada, y lista para poder volver a circular libremente 🙂 , o eso pensabamos, ya que no hicimos ni 2 km, que se nos volvio a romper la correa por el mismo lugar.

Otro mecanico tuvo que solventarlos, lo que el primero no quiso/supo arreglar

Así que nuevamente nos encontramos en un taller mecánico, en esta ocasión tenemos suerte y nos arreglan la cadena y podemos seguir nuestro camino.

La otra cara de la moneda es la gente de la calle 😀

Mecánicos improvisados

No hay nada como cruzarte con buena gente. Íbamos por la carretera, circulando toda la mañana cuando nos damos cuenta de que la pata de cabra se cae, no queda fija en su sitio, decidimos parar en una aérea de servicio y preguntar algún camionero si tiene un destornillador o algo para poder apretar la pata de cabra, el camionero nos mira, mira a su compañero y suelta una sonrisa…va a su camión y vuelve con una especie de cuerda de goma elástica, coge y la coloca en la pata de cabra, la ata bien fuerte y nos dice que ya esta solucionado. Hay que decir que nunca se soltó en todo nuestro viaje por Vietnam, hasta que la fuimos a vender, nunca la quitamos.

En otra ocasión, nos despertamos en Phủ Lý, después del día anterior intenso que tuvimos, nos levantamos y nos disponemos a salir con nuestra moto cuando volvemos a notar que tenemos problemas de encendido, ya podéis imaginaros que es en lo primero que pensamos … no…mierda…la batería o bujía. Así que mientras intentamos que nos arranque la moto, se nos queda mirando la gente de la calle, creemos que no suelen ver a muchos turistas por su ciudad. Se nos acerca uno de los hombres y nos pregunta que le pasa a la moto, le comentamos que no sabemos, que la moto ayer funcionaba y que ahora al irnos no arranca. El tipo nos pide dinero por encendernos la moto, le decimos que no, y el se ríe y nos dice que si no hay dinero nada, así que decidimos darle 10.000 dongs que es nada. El tipo le pega un buen giro al gas y la moto enciende a la primera!! nos ponemos muy contentos y con gusto le pagamos, mala suerte la nuestra que andamos 100 metros y vuelve a parar la moto, nos giramos y lo miramos al tipo y se ríe y nos hace la seña de dinero, le decimos que ni de broma.

A todo esto, se nos acerca otro tipo que estaba con el que nos había arrancado la moto y nos dice que lo sigamos, que el nos ayuda, le decimos que no tenemos más dinero y él nos dice que tranquilos. A 20 metros esta su casa, nos presenta a su mujer y a su hijo. Empieza a sacar unos cables y unas pinzas para cargar la batería, mientras lo prepara todo, nos cuenta que el había trabajado para la honda como mecánico durante muchos años. Saca un barreño de agua, conecta la batería a luz del alumbrado público y con la batería de la moto conectada a la electricidad la mete dentro del barreño de agua. Si, si como leéis, anonadado ¡y asustados nos quedamos!, para ellos es normal hacer algo así pero para nosotros no hay nada de seguridad en ello. Después de casi una hora, ya teníamos nuestra batería cargada!!. Quisimos darle algo de dinero y el chico no quiso cogerlo, por suerte no todo el mundo es igual de aprovechado y aún queda gente buena en el mundo!!. 

¿Que experiencias habéis tenido con la moto por Vietnam?¿Y con los mecánicos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *